miércoles, 7 de diciembre de 2016

Hoy, en Zona Mixta...

... Hemos hablado de la derrota del Cáceres en casa ante Castellón. Y de las palabras de Ñete Bohigas sobre la falta de rotación.

Hemos hablado con Juan Carlos Antúnez del partido de mañana ante el Levante y la racha de su equipo en los dos últimos meses de competición.

Hemos hablado de segunda B, de la lesión de rodilla de José Antonio Espín. El Villanovense sigue a la espera de pruebas. Desde el club se cree que esta semana se tendrán los resultados. Tras el primer diagnóstico, se mantiene la prudencia y también el pesimismo. 

Además de Espín, también serán baja el próximo domingo tanto Pedro Toro como José María Tapia. Los 3 están descartados para las dos jornadas que quedan de este 2016 por lesión. Y Jesús Rubio será baja por sanción. Hoy, Competición ha ratificado el partido de suspensión por acumulación de tarjetas.
Un partido le ha caído también por el mismo motivo al jugador del Mérida, José Antonio Pardo.
El Mérida ha vuelto esta mañana a los entrenamientos pendiente de sus "lesionados" Carlos Rodríguez, José Ramón y  Yacine. Habrá que ver si alguno está en el triangular de mañana en Arroyo de San Serván.
Por último, el Extremadura también ha vuelto hoy al trabajo sin novedades.

Hemos hablado de tercera. Estamos pendientes de la reunión del Comité de Competición. Se reúne esta tarde para valorar las sanciones de la jornada y también se esperaba que estudiaran las alegaciones presentadas por todas las partes implicadas en los altercados del Amanecer - Badajoz. Había pedido informes a ambos clubes, al delegado arbitral y a la delegación del gobierno.
Había dudas desde los propios clubes porque no se había especificado si el tiempo de alegaciones eran días hábiles o días naturales. Si fueran hábiles, hoy sería el quinto día.
De momento, no hay noticias al respecto. No han salido tampoco las sanciones de la jornada.

Hemos hablado del Valdivia, que busca entrenador tras destituir a Domingo Suero. Cae tras sumar 12 partidos sin ganar y dejar al Valdivia a dos puntos del descenso. 

Y de que mañana comienza la jornada a las 12 con el Pueblonuevo - La Estrella.

Y hemos hablado de la jornada en Liga de Campeones con Fran Montoya 

http://www.canalextremadura.es/radio/deportes/zona-mixta

También es noticia hoy...

Mañana a las doce se juega el Villafranca - Ciudad Real, partido aplazado de la primera jornada.
Recuerden que la Federación de Balonmano le dijo en su día al Ciudad Real que no podía jugar ese partido al no tener toda la documentación de inscripción de jugadores en regla. La Federación suspendió el choque y el Comité de Competición decidió que debería disputarse. Mañana se juega. Llega el Villafranca con mejores sensaciones tras la victoria ante Maristas de Málaga.


También en balonmano, mañana se juega España el pase a la siguiente ronda en el Europeo tras perder sus dos primeros partidos. No podrá jugar Marta Mangué que con una rotura parcial del ligamento interno estará entre 8 y 10 semanas de baja.


Y en voleibol, hoy miércoles, a las 20.15hs, comienza la Supercopa masculina. Se enfrentan Teruel y Almería por el primer título de la temporada. 

Y en  Extremadura, ya está el Arroyo en casa después de su derrota en Menorca.
Y ya deben preparar su próximo partido liguero: el sábado en Gran Canaria. Es decir, a penas tendrá sesiones Tate Gómez para insistir en lo que más le preocupa a día de hoy: el aspecto psicológico.


Ya en baloncesto, ael Perfumerías Avenida ha perdido su segundo partido en Euroliga. Ha caído ante el Unika Sopron en Hungría, que le empata en la clasificación. 

Ya en natación, mal día para Mireia Belmonte. No ha podido disputar la serie de 800 libres por enfermedad. Antes, había quedado eliminada en los 200 mariposa.
Belmonte fue quinta anoche en los 400 estilos. El resto de españoles (Jessica Valls, Joan Lluis Ponso y Miguel Ortiz Cañavete) no lograron meterse en las finales de sus pruebas.


Y en fútbol sala, España ha saldado con dos victorias sus enfrentamientos amistosos ante Hungría. No ha estado en esos partidos el extremeño Juanqui.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Carlsen - Karjakin, un campeón desde Extremadura.

Live Blog El campeón del mundo de ajedrez, desde Extremadura
 

viernes, 10 de mayo de 2013

¿Por qué no?

En menos de 1 minuto, el Cáceres Patrimonio de la Humanidad inicia las semifinales por el ascenso a Liga ACB. Después de acabar sexto en liga regular contra pronóstico, después de eliminar en cuartos de final a Breogán cuando todo parecía perdido, la pregunta hoy es esa ¿por qué no? ¿por qué no sorprender a Andorra? ¿por qué no apear al gran favorito?

El primero motivo para hacerse esa pregunta es que el gran favorito no era tan gran favorito a inicios de temporada. Andorra debutaba en la LEB-Oro con la intención de hacer una buena campaña, con una plantilla aspirante a meterse en los play-off y disfrutar. Poco más quizá. Pero, paulatinamente, Joan Peñarroya ha hecho de esa decente plantilla un equipo compacto y competitivo. Tanto que ya es el temible favorito, el equipo que perdió el ascenso directo en la última jornada y en la cancha del mejor plantel del campeonato, Burgos.

Muchos dicen que de ese mazazo aún no se han recuperado del todo los andorranos. También puede parecer lo contrario. Andorra se llevó el primer aviso en casa ante Coruña. Reaccionó en el segundo partido, volvió a caer en el tercero y estuvo contra las cuerdas en suelo gallego en el cuarto choque. Ahí, en el descanso, algo cambió. Andorra volvió a ser Andorra, el de la fase regular, y el bloque de Joan Peñarroya pasó por encima de su rival en los 50 minutos más que hubo de serie ¿se acabó el factor confianza, terminó el golpe moral?

La duda se disipa hoy. O no. Mi apuesta es que Andorra viene sobre aviso. No sólo por experiencia propia, también por lo que le cuentan desde Lugo. Cáceres no es ese equipo incapaz de ganar lejos del Multiusos, Cáceres no es ese equipo irregular que siempre desaparece en el algún momento del partido, Cáceres no es ese equipo blando fuera de casa de la Liga Regular. Ese Cáceres ya no existe y hoy, salvo extrañas circustancias, se espera al Cáceres del último mes, al que gana fuera de casa, al que aspira a todo, al que rompe las quinielas.

Aún así, yo me atrevo a hacer la mía. Las opciones de rascar algo en Andorra pasan por el segundo partido más que por el primero. Andorra saldrá hoy concentrado para evitar repetir errores pasados. Además, el factor cansancio puede más a un Cáceres que acumula más kilómetros en menos tiempo. A eso se le suman los problemas físicos de Olu y Peña, que estarán mejor el domingo que hoy. Y esto resta profundidad de banquillo, fundamental para una serie entre dos equipos que valoran más el talento colectivo que el individual.

El equipo que reparta más sus puntos, tendrá mucho ganado y, a priori, esa batalla hoy se decanta, a mi juicio, para Andorra. El domingo, ya puede sonar diferente la canción... Aunque hoy nos invade el espíritu del 10 de mayo

jueves, 9 de mayo de 2013

Carlos Frade

Parece distante, frío, muy metido en su trabajo, poco interesado por lo demás, poco amigo a hacer amistades con la prensa local. Digo parece porque no conozco nada o casi nada de él. Si acaso un "buenas tardes", un apretón de manos, una ligera presentación y alguna conversación, siempre con el directo y el micrófono como excusa.

Parece un entrenador diferente a lo que estamos acostumbrado. No he oído a nadie (o a casi nadie del entorno mediático) referirse a su relación personal con él. No conozco sus intereses más allá de la obsesión por el baloncesto. Está lejos de la figura de entrenador que habitualmente nos encontramos por estos lares. No parece tan dicharachero, tan sociable, tan cercano. Esto, no me mal interpreten, no es bueno ni malo, ni siquiera es una afirmación, es sólo una observación, un "parece", porque no conozco nada o casi nada de él, sólo sé que no se parece a los entrenadores con los que antes he tratado ¿y qué más?

Tampoco se parece como entrenador. No es ni bueno ni malo que no se parezca, no es siquiera una afirmación. Es sólo una observación, un parece. Parece un entrenador distinto. Vino con un discurso distinto, con fama de "loco del baloncesto", "obseso", vino con unos resultados intachables en un proyecto muy similar al que ahora se le ponía por delante. Vino con el reto de volver a conseguir el máximo con lo mínimo y, sea como sea a nivel personal, su trabajo lo ha cumplido, lo ha superado.

Su discurso, siempre pausado, jamás encendido, siempre coherente.
No le importa la canasta, valora la jugada.
No le importa la victoria, valora el partido.
No justifica una derrota, se adelanta a las críticas.
Ya desde el primer partido sorprendió la facilidad para reconocer los errores propios, los del entrenador, los del equipo. Esperó resultados a un largo plazo. Le recuerdo una expresión -no es textual- "Estamos haciendo las cosas mal, yo soy el responsable. Si en algún momento jugamos bien, yo soy el responsable".

Ha llegado el momento de hacerle responsable del éxito. Ese entrenador callado, alejado del ruido mediático, crítico y obsesionado con su trabajo, está viendo como llegan los resultados. Pocos creíamos en estos resultados, pocos los esperábamos. Ahí están.

El equipo ya se parece a lo que debe ser, a lo que su entrenador quería que fuera y todos pedíamos que lo fuera antes de tiempo.

Ahora, el Cáceres podrá ganar o podrá quedar eliminado pero el discurso es el mismo ¿Hemos jugado bien? ¿Hemos hecho lo que teníamos que hacer? La victoria no importa en el deporte. "La victoria no es el objetivo, es la consecuencia" (Rafa Gomáriz dixit).

domingo, 21 de abril de 2013

Felicidades, princesas

Soy un aficionado más del Voleibol Arroyo. Jamás he ido a ver uno de sus partidos, jamás he disfrutado de ese ambiente maravilloso que aseguran se vive en ese pabellón, jamás he coincidido en persona con Adolfo Gómez. Sí lo he hecho con algunas de sus jugadoras que, probablemente, no lo sepan. Las he visto en el municipal de Arroyo de la Luz viendo al "Arroyito", en el Serrano Macayo animando al AlQazares y, probablemente, en algún lugar más. Hemos coincidido pero jamás hemos hablado, ni tan siquiera nos hemos saludo. Quizá sea ese miedo o esa vergüenza radiofónica de "y qué sabrán o que les importará a ellas quién soy yo".

No nos conocemos, no he ido jamás a ver un partido suyo pero me declaro aficionado del Voleibol Arroyo (tan aficionado del Arroyo como de tantos y tantos otros equipos, deportistas y deportes de la región con los que vive una similar relación de desconocimiento). Soy aficionado desde hace años. Es imposible no serlo. Esta profesión nos trae momentos mágicos y nos contagia la felicidad y la desilusión, los sueños y las decepciones, las alegrías y las penas... Y a mí me es imposible mantenerme ajeno. No quiero mantenerme ajeno. Creo que esta afición, esta admiración, me enriquece más que perjudica. No pienso que afecte a mi objetividad, sí beneficia a mi pluralidad y a la posibilidad de empatizar más para poder transmitir mejor. Al fin y al cabo, mi objetivo es comunicar la verdad y esos sentimientos son parte de la verdad.

Soy aficionado del Arroyo desde hace aproximadamente 6 años. Antes, desconocía todo aquello que tuviera que ver con el mundo del volei. Ese deporte de "niñas" que nos enseñaron en el colegio, ese deporte al que un día nos asomamos por un tal Rafa Pascual, ese deporte olvidado por los grandes diarios, por los grandes medios, ese deporte que a penas conquista mundiales y que, si lo hace, si lo hiciera, no conquistaría portadas porque siempre valdrá más la imagen del último peinado de la estrella de fútbol de moda, ese deporte de balonvolea desconocido para mí hace 6 años fue calando poco a poco en mis entrañas.

No he ido nunca ver un partido del Arroyo, pero me he ido sabiendo poco a poco lo que significa para aquellos que cada sábado van a ver al equipo de "Nuestra Señora de la Luz". Tan es así que hace unos meses me sorprendí cenando y mirando la pantalla de mi ordenador, actualizando cada segundo para saber si se llegaba o no a la final de la Copa Princesa. No era ese su momento. Su momento ha llegado hoy. Después de tantos años, después de los últimos 6 años.

A veces tengo la sensación de que vamos de la mano, de que nacimos juntos. Los dos tenemos un antes, pero quizá nuestro hoy tiene más en común de lo que pensamos. Hay secretos que mejor no contar, pero hay historias que no se pueden callar. Cuando estos locos del Voleibol Arroyo pensaron que ese pabellón repleto merecía mejores ligas, yo daba mis primeras voces en Canal Extremadura Radio. Y martes sí, martes también, llamaba a Adolfo Gómez, con el que jamás he coincidido, para que me contará como eran sus partidos, esos que nunca he ido a ver, esos que probablemente jamás me acerque a disfrutar.

Hoy recuerdo con especial anhelo aquellas llamadas. Hoy recuerdo con especial añoranza las primeras veces de la capitana en nuestra radio. Esa joven Yohana que hoy lidera a un equipo de Superliga. Hoy soy más del Arroyo que nunca, aunque no los conozca, aunque no los haya visto nunca, aunque -probablemente por vergüenza- jamás haya saludado ni jamás vaya a saludar. Hoy quiero felicitar a ese equipo que siempre nos ha tratado tan bien, que siempre nos ha atendido con una sonrisa, que siempre ha compartido con nosotros sus éxitos, también sus pequeños fracasos, que nos ha mostrado sin pudor sus lágrimas, ayer de tristeza, esta mañana de alegría. Sin esa generosidad, sería imposible hacer radio.

Gracias y felicidades. Seguiré animando desde la distancia.

martes, 2 de abril de 2013

2 en 1

Esto de las vacaciones hace que empecemos abril con oferta. 2x1. La primera línea del mes y la última de marzo. Vienen juntas pero no revueltas. Así, de paso, recordáis que pasó hace 7 días.

video

video





¿Quiénes somos?

Si estás aquí, supongo que ya me conoces. Si no, descubreme a través de mis letras. Coge tu linterna, mágica por supuesto, y busca en este oscuro cajón tu cuchillo de palo. Soy lector selecto, es decir, leo poco, por lo que no intentes encontrar un lugar repleto de literatura. No intentes encontrar tamcpoco un lugar repleto de bellos versos o relatos hondos, pues casi no escribo. Trata de divertirte en este desorden, en esta atalaya desde la que divisaremos nuestra realidad.